¿Qué es la técnica pomodoro?

¿Qué es y cómo funciona la técnica pomodoro?

Comencemos con un poco de historia. La técnica Pomodoro fue creada en los años 80 por Francesco Cirillo porque vio la necesidad de encontrar un método de estudio en el que pudiese gestionar y administrar el tiempo que dedicaba a cada tarea. Y ahí comenzó la andadura del Método Pomodoro.


La técnica estará formada por cinco etapas: planeamiento, anotación, registro, proceso y visualización.


El método Pomodoro es básicamente una herramienta de gestión y organización del tiempo que dedicamos a cada tarea, bien sea a lo largo de la jornada laboral o durante el tiempo que dedicamos al estudio. El éxito de esta técnica de estudio es que hace más llevadera la tarea que tenemos entre manos y además nos permite saber el tiempo real que nos lleva cada cosa, llegando a ser más conscientes de cómo empleamos nuestro tiempo.

Básicamente el método divide el tiempo en periodos de 25 minutos -denominados pomodoros- separados por pausas dedicadas al descanso. La idea sobre la que se fundamenta la Técnica Pomodoro es que las pausas frecuentes serían capaces de mejorar la agilidad mental. Aplicada al trabajo, la técnica podría contribuir a una mejora en la productividad. Otro objetivo fundamental del método reside en su capacidad para disminuir las interrupciones.


Al inicio, en las etapas de planeamiento y anotación se elabora una lista con las tareas que se deben completar en un periodo de tiempo, habitualmente un día. Cuando se completan los distintos pomodoros, estos se registran, lo que permite analizar cómo se lleva a cabo el trabajo y tomar medidas para mejorarlo.

MÉTODO PRÁCTICO PARA APLICAR EL POMODORO

De un modo práctico, podemos decir que la técnica funciona en cinco pasos:


1. Se decide la tarea que se va a realizar.
2. Se programa el pomodoro (generalmente un reloj con alarma) a un lapso de 25 minutos.
3. Se trabaja -y esto es importante- de forma concentrada e intensiva hasta que suena la alarma. Cuando suena, se marca una X, que representa que se ha cumplido con un pomodoro.
4. Se descansa durante 5 minutos (tomar un café, darse un breve paseo, pensar en la pesca de la trucha marina… cualquier cosa sirve, excepto trabajar).
5. Se inicia de nuevo el proceso. Cuando se alcanzan los cuatro pomodoros, se toma un descanso más prolongado, de 20 o 30 minutos.
El creador de la técnica considera importante la utilización de determinados elementos; por ejemplo, comenta que es ideal utilizar un reloj como los mecánicos utilizados en la cocina, ya que el acto de girar el dial del reloj representa el compromiso físico de iniciar y llevar a cabo la tarea. De igual forma, el tic-tac del reloj y el timbre de la alarma reforzarían el proceso de condicionamiento. No obstante, algunas personas podrían obtener mejores resultados utilizando algunas de las numerosas herramientas (cronómetros, apps, etc.) creadas para facilitar la técnica

Ventajas y desventajas de usar la técnica pomodoro

  • Hace que estés centrado en algo al 100%, nada de multitarea.
  • Mejora mucho la productividad si lo utilizas habitualmente.
  • Tomas consciencia plena del tiempo que dedicas a cada tarea o asignatura.
  • Es un método perfecto para organizarte bien y aprender a priorizar.
  • Es una técnica perfecta para los procrastinadores, ya que al estar compuesta por periodos cortos de tiempo, es más sencillo olvidarnos de la pereza.

Desventajas de la Técnica Pomodoro

  • Es muy inflexible. Puedes adaptar los tiempos a tu traajo, pero muy poco. No puedes dedicar periodos de 45 minutos y descansos de 15’ o trabajos de 15’ y descansos de 5 minutos. ¿Puedes adaptarla? Sí, pero no demasiado. Tiene una estructura que hay que llevar a cabo intentando modificarla lo menos posible.
  • Es muy absorbente y para que funcione bien no puedes parar en medio del trabajo o tarea para contestar una llamada o hablar con alguien.
  • Es incompatible para un estudio o trabajo en grupo. Es una técnica totalmente individual.
  • No sirve para trabajos creativos, es más, es contraproducente. No es bueno para nuestra creatividad el ponernos como meta tres pomodoros para realizar una tarea concreta, ¿no te parece? En esto de crear hay que dejar que las ideas fluyan y dejarse llevar. Be water, my friend.

¿Qué te ha parecido la técnica de estudio Pomodoro? ¿Te ha resultado interesante? Pues ahora toca ponerla en práctica. Cuéntame en los comentarios si al aplicar esta técnica has notado una mejora en tu rendimiento a la hora de trabajar o estudiar.

¡Espero que este post te ayude a logar tus objetivos y sobre todo a tener éxito en todo lo que hagas y no olvides darle like a mis redes sociales, comparte este post y suscríbete al neweletter