En busca de la felicidad.

En busca de la felicidad

Hoy en día la felicidad es algo que muchos buscamos, pero muy  pocos son  los que la encuentran. muchas veces nuestros estilos de vida y la sociedad en que vivimos frustran nuestra felicidad. Nos exigimos demasiado en el trabajo, en el estudio y en nuestra vida personal, siempre queremos más y más, y nunca estamos conforme con nuestras vidas, es por eso que que en este post te enseñaré cómo comenzar a trabajar para ser feliz.

n mi caso yo considero que he encontrado la felicidad desde hace algunos años,  alejándome de personas tóxicas que no le hacían bien a mi vida, trabajando en mi amor propio y mi autoestima. Sin embargo, admito que algunos días no me siento del todo feliz, se me vienen pensamientos negativos y creo que no podré ser exitosa en lo que hago, o quiero ser perfecta en todo y me frustro cuando algo no me sale como quiero.

Soy humana, es normal que a veces me pase esto. 
Debo aclarar sentir tristeza no es malo. Todas las personas tenemos derecho a sentir nuestras emociones y expresarnos y no está mal llorar y desahogarse.

Lo malo es cuando esta tristeza nos persigue en todo momento y a todos lados. Por esta razón, si sientes que necesitas un cambio de vida para ver las cosas de distinta manera y quieres aprender cómo trabajar en ser feliz, sigue leyendo.

1. No te compares:

Este punto es algo difícil, porque aunque nuestro corazón nos dice algo, nuestra mente dice otra cosa totalmente diferente.
La comparación puede darse en distintos ámbitos de nuestra vida, como por ejemplo: En el trabajo, en los estudios, en nuestra relación de pareja o en el físico.
Pero, ¿por qué nos comparamos?  Creo que esto tiene que ver con la falta de autoestima. A pesar que decimos que confiamos en nosotras y nos amamos tal cual somos, muy en el fondo, no nos sentimos seguras con quienes somos, con nuestra forma de ser, de vestirnos, de pensar o de trabajar. 

Creemos que debemos perfeccionar más y más, cuando en realidad nunca podremos ser perfectas, porque la perfección no existe.
Mi mejor consejo es que seas consciente de tus pensamientos y palabras. Cuando notes que te estás comparando, frénate y regáñate. Es un trabajo duro, porque estás batallando con tu propia mente, pero si lo haces todos los días, verás que poco a poco obtendrás buenos resultados.
                                                                                                                                                                               

 A mi me ha funcionado. Por ejemplo hay días en las que me siento muy orgullosa con el trabajo que estoy haciendo con este blog, pero hay otros días que comienzo a ver blogs súper bonitos y profesionales y me frustro porque el mío no es igual. Sin embargo, automáticamente me repito a mi misma este mantra: Siéntete orgullosa del trabajo que estás haciendo tú sola, en pocos meses haz logrado grandes cosas.” 


¿Y por qué me siento así? Pues creo que inconscientemente aún no creo lo que he logrado en poco tiempo y pienso que fue golpe de suerte. Pero como les dije, es algo en lo que estoy trabajando todos los días para sentir más seguridad y ser feliz con quien soy. 
Espero que tomes en cuenta este punto, porque no es normal que te compares todo el tiempo, pensando que eres menos que los demás.

2. Enfrenta tus miedos:

Con esto no quiero decir que hagas cosas súper alocadas como tirarte de un paracaídas o nadar con tiburones (al menos que tú quieras). Pero con pequeños cambios en nuestra rutina y salir de nuestra zona de confort haciendo cosas que nos da un poco de miedo, está perfecto.
Por ejemplo, al crear este blog he enfrentado el miedo que tengo al “qué dirán los demás” y también al miedo de fallar, ya que me he retado mi misma en tener un emprendimiento.

Trabajar en mi confianza y seguridad ha sido un trabajo duro y constante; sin embargo, ahora puedo decir que estoy feliz con lo que hago y con quien soy, y sé que voy a lograr todas mis metas, porque no dejo que mis miedos me limiten.
Ponte a pensar en cuántas cosas has dejado de hacer por miedo. Es momento de hacer todo lo que queremos para ser felices, porque mañana o más tarde, no sabemos si seguiremos aquí. Hay que disfrutar la vida  antes de que sea demasiado tarde. 

3. No dependas de nadie:

Muchas personas por falta de autoestima necesitan de alguien para sentirse felices. Pueden depender de sus madres, sus padres, abuelos, amigos o pareja. 
 Según mi experiencia, el peor de los casos y lamentablemente el más común, es depender de una pareja. Y digo que es el peor de los casos, porque una pareja te puede dejar en cualquier momento y si dependes de esta persona, sentirás que tu mundo se acabó y que tu vida no tiene sentido, lo cual no es cierto.


Tienes que comenzar a hacer cosas por ti misma y solo para ti. No puedes esperar siempre a que alguien esté a tu lado para animarte a hacer cosas, porque terminarás quedándote estancada y te privarás de nuevas aventuras y experiencias. 
Quizás este te punto, te puede costar mucho. Yo he pasado por esto de depender de una pareja que encima era tóxica. Cuando terminé con esta relación al principio lloré y estaba triste, pero luego me di cuenta que me encantaba tener tiempo para mi sola y descubrí muchas cosas de mi que no tenía idea.


Mi recomendación es que trabajes en tu amor propio.  No dependeas de nadie, tienes que darte cuenta que las personas se pueden ir en cualquier momento; por lo tanto, hay que aprender a ser felices con nuestra propia compañía.

4. Aprende a decir no:

Este paso es primordial si quieres aprender cómo ser feliz.Por lo general, queremos complacer siempre a los demás, sentimos que si lo hacemos somos buenas personas, o por otro lado, nos da miedo decir NO por el “qué dirán”, tememos ser vistos como malas persona.
Sin embargo, hay veces que es necesario negarnos a hacer cosas cuando estas obstruyen nuestra tranquilidad y felicidad. Debemos aprender a pensar más en nosotros mismos que en los demás. Ser un poquito egoístas. 


Por ejemplo: imagínate que llega Diciembre y tu pareja te pide que celebren Navidad en su casa con su familia y en el fondo tú no quieres porque para ti es muy importante pasar ese día con tus padres, y como te da miedo que tu pareja se enoje contigo, aceptas, pero no la pasas bien, te sientes triste en la Noche Buena por no estar con tu familia. 


O por otro lado estás en tu trabajo y alguien te pide que le ayudes pero ese alguien siempre termina haciendo nada y tu todo y aparte de eso se da el crédito y tu te quedas mirando como el chinito.
En ambos casos, por no aprender a decir NO, estarás perdiendo tiempo haciendo algo que no quieres y lamentándote por no poder pasar tiempo con tu familia, Y sabemos que el tiempo es algo súper valioso, y más aún con la gente que queremos, porque no sabemos si falta poco tiempo para seguir con ellos. Y puede que quizás suene un poco cruel, pero es la verdad, no tenemos la vida comprada y debemos hacer el esfuerzo por vivir todos los días como si fuera el último.
Así que ya sabes, ármate de valor y di NO.

 No estás obligada a hacer algo que no quieres. No eres la madre Teresa de Calcuta. 

5. Sonríe más:

Todos los días estamos rodeadas de tareas, aprendizajes, desafíos, decepciones y tristezas. Vemos tantas noticias de asesinatos y de enfermedades que es imposible no sentirnos mal.
Sin embargo, considero importante no olvidar sonreír. Porque a pesar que hay muchas cosas malas en nuestra vida  también hay cosas buenas, sólo que nos olvidamos de ellas. 


Cosas tan simples como por ejemplo, despertar todos los días, estar sanos, no tener una enfermedad terminal, tener a nuestra familia con nosotros, tener a gente que nos ama, tener algo que comer y un techo dónde vivir, son cosas que muchas personas no tienen, así que siéntete afortunada y agradece lo que tienes. 
Estoy segura que si te pones a pensar en todo lo bueno que tienes en tu vida cada mañana, te saldrá una pequeña sonrisa que hará un cambio enorme en tu día. No hay nada más bonito que comenzar el día sonriendo.

6. Ten tiempo para ti:

Estamos tan ocupadas trabajando, estudiando, algunas con hijos y/o pareja, que nos olvidamos de tener al menos unos minutos para nosotras mismas. 


Es importante tener tiempo para estar solas, relajarnos y hacer lo que más nos gusta. La soledad no es mala, debemos tener un tiempo de desconexión y reflexión, sin interrupción de nadie. 
Por ejemplo, puedes salir en las mañanas a caminar,  ver una película o serie sola en tu casa, ir a comprar ropita o hacerte un cambio de look sin la compañía de nadie.


Espero que esta guía para encontrar la felicidad las haya ayudado a reflexionar y ver la vida desde otro punto de vista. Aprender cómo ser feliz puede ser difícil, pero si te lo propones, estoy segura que puedes lograrlo. Las invito a escribirme algún mensaje o duda en la cajita de los comentarios.

¡Espero que este post te ayude a logar tus objetivos y sobre todo a tener éxito en todo lo que hagas y no olvides darle like a mis redes sociales, comparte este post y suscríbete al neweletter