LOGRA EL ÉXITO A TRAVÉS DE AFIRMACIONES Y PROGRAMACIONES POSITIVAS

Las personas exitosas practican hábitos que la gente común no realiza, uno de ellos es decir a diario (preferentemente al despertar) afirmaciones y programaciones positivas. Pero ¿por qué son importantes?

Déjame decirte que desde muy pequeños, nuestra mente constantemente se encuentra generando ideas y en muchas ocasiones hasta terminamos platicando con nosotros mismos en voz alta. Y es que no, no estas loco. Todos lo hacemos, simplemente la mayoría de las personas realizamos ese diálogo, en silencio, es decir de manera interna.


Cuando somos pequeños, recibimos información por todas partes (padres, maestros, amigos, tv) que comienzan a modificar y crear en nuestra mente patrones de comportamiento, ideas y hasta tu personalidad. Si tuviste padres sobreprotectores seguramente tu realidad como adulto se desenvuelve limitada por el miedo o la inseguridad.


Es decir, que no te animas a dejar el trabajo que tienes por uno que te guste y apasione por miedo al que dirán, por miedo a que no seas lo suficientemente bueno o por miedo a que no puedas generar ingresos suficientes para mantener el estilo de vida que llevas actualmente.
De esta forma, nuestra realidad se encuentra condicionada por estos pensamientos limitantes

que se fueron enraizando en nuestra mente inconsciente.


Te preguntarás entonces ¿Qué hacer al respecto? ¿simplemente continuo así pues no hay de otra?
¡No!, como dice el dicho: “todo en esta vida tiene solución” y la forma más fácil de lograr un cambio en tu vida y que a mi parecer es más efectiva es repetir a diario afirmaciones y programaciones positivas.


Tal como su nombre lo indica, las afirmaciones y programaciones positivas se redactan en afirmativo y en positivo.

Un pequeño pensamiento positivo en la mañana puede cambiar tu día entero, menciona diario tus afirmaciones y programaciones positivas

Al elaborar las afirmaciones positivas debemos pensar en lo que queremos lograr, si por ejemplo quieres tener éxito en tu vida, primero debes saber a qué te refieres con éxito, ¿a tener mucho dinero? ¿a tener buena salud? ¿a ser reconocido y conocer a muchas personas?


Si lo que quieres es tener mucho dinero, debes preguntarte a ti mismo ¿Qué ideas tienes sobre el dinero? ¿consideras que mereces tener mucho dinero?, ¿te da miedo verte millonario por que la inseguridad en el país es tanta que eso implicaría más probabilidades de que te roben, asalten o secuestren? ¿sabes qué harías con tanto dinero? O ¿crees que tener mucho dinero es cuestión de suerte?

Imagínate que en la mente de una persona se encuentra la idea: “la gente rica es ávara y corrupta pues robando obtuvo su fortuna”, también es una persona insegura que no sabría que hacer con tanto dinero, además vive con la inseguridad de que le roben sus pertenencias o de ser asaltado. Por último, considera que las personas ricas tienen edades mayores a los 50 años.


Lista todas las ideas que tengas sobre tu relación entre tú y el dinero. Detecta cuáles de esas ideas son negativas. A partir de ellas comenzarás a redactarlas en positivo.

Ten en cuenta algunas consideraciones, en la redacción evita usar la palabra NO, ya que ésta no es percibida por la mente inconsciente. Por lo tanto, si dices “Ya NO quiero vivir endeudado” tu mente captara “quiero vivir endeudado.Además, las afirmaciones deben estar redactadas en presente, si escribes “Seré una persona exitosa y ganaré mucho dinero” tu mente siempre pensará en futuro y jamás llegará esa realidad a tu vida.


Hay palabras que debemos evitar usar como “debo” o “tengo que”. Estas palabras las utilizamos cuando tienes que hacer una acción por obligación, por lo tanto, tu mente rechazará la idea que escribas posteriormente. Si escribes “Debo trabajar mucho para ganar dinero”, tu misma mente se echará para atrás y se negará a hacerlo por que lo tomará como una obligación, entonces sentirás flojera y comenzarás a procrastinar. Utiliza palabras como “Quiero”, “decido” “merezco”
Veamos un ejemplo, considerando a una persona con ideas limitantes como las señaladas en párrafos anteriores. Sus programaciones las redactaría de la siguiente forma:

“Merezco tener abundante dinero y prosperidad, logro mi libertad financiera a los 35 años pues quiero ser de las personas que han logrado su fortuna con honestidad y perseverancia. Me encuentro tranquila y segura sabiendo cómo administrar mi dinero ya que puedo apoyar a muchas personas al brindarles empleo.”

De esta forma, puedes redactar hasta 5 afirmaciones y programaciones positivas respecto a lo que quieres lograr. Y las leerás como mínimo durante 21 días consecutivos. Si llegas a saltarte algún día entonces tendrás que volver a empezar el conteo de tus días.


 Una vez pasado este lapso puedes modificar tu programación agregándole temporalidad y cantidades. Esto debido a que la mente ya se encontrará programada de manera positiva, pero debes darles un rumbo fijo y concreto a tus acciones. Por lo tanto, del día 22 al 43, dirías:

“Merezco recibir (aquí escribes la cantidad) miles de (pesos/dólares etc.) al mes. De los cuales ahorro ___(cantidad) e invierto____(cantidad) . Logro mi libertad financiera a los 35 años, gracias a mi honestidad, perseverancia y por invertir en____ o dedicarme a_____ (aquí puedes poner a lo que te dedicas o algún negocio que quieras emprender). Me encuentro tranquila y segura sabiendo cómo administrar mi dinero ya que puedo apoyar a muchas personas al brindarles empleo.”

Como te podrás dar cuenta, en esta segunda programación ya estas programándote delimitando

el momento en el que alcanzarás el éxito financiero. Para lograr todo lo que te propones debes complementar tus afirmaciones positivas con acciones concretas, avanza, actúa, realiza

pequeñas metas poco a poco. De lo contrario las programaciones no serán efectivas.

Aquí no queda todo. Si durante el día por alguna razón llega a tu mente alguna de las ideas negativas deberás decir “Cancelado” y pensar en esa idea negativa pero en positivo.

¡Espero que este post te ayude a logar tus objetivos y sobre todo a tener éxito en todo lo que hagas y no olvides darle like a mis redes sociales, comparte este post y suscríbete al neweletter