El lado oscuro de la maternidad, la verdad que nadie te cuenta.

El lado oscuro de la maternidad, la verdad que nadie te cuenta.

Yo no disfruté mi embarazo, ya está, ya lo he dicho. Y ya me llegaron oleadas de culpa y vergüenza , como si esta fuese la peor confesión mas horribles que haya hecho al mundo. Me siento desnaturalizada, insensible y mala. Porque el embarazo siempre se disfruta ¿no?

No te lo voy a negar hubo días buenos, ratos buenos, semanas buenas y sentimientos buenísimos, cuando me acariciaba la barriga y en automático entraba en estado Zen, con una ternura maternal que creo no volveré a experimentar (claro hasta otro embarazo supongo.

Pero siendo sincera y este post, es para tratar ese tema tabú de ser madre y la gestación, porque estoy segura que nos soy la única que se a sentido así.  Yo viví mi embarazo sola y tuve algunas emociones negativas  que me impidieron disfrutarlo: la incomodidad y el terror.

Y esto fue porque desde niñas nos inculcan que el embarazo es bello, lindo todo ternura y ponen en la publicidad embarazadas con una barriga hermosa y  una sonrisa exquisita donde todo es felicidad.

Pues nada más lejano a la realidad, nadie te dice que vas a sufrir de un estreñimiento tamaño demonio, que todo lo que comes lo vas regresar enseguida, que se te hinchan los pies como un troll, que te dan ganas de ir a orinar cada 5 segundos, que lo que antes odiabas comer ahora lo amas y al revés que los ascos y mareos están al mil por hora y que todo tu cuerpo empieza a experimentar cambios hormonales y que tu múltiple personalidad saldrá a flote.

Y que hablar de que tienes sueño las 24 horas del día  pero no puedes dormir por la incomodidad de la barriga, que cada que patea te duele como si te estuvieran exorcizando y que los gases que tienes ni tu te los aguantas.

En el último trimestre  seguía sin sentirme conectada con mi bebé y eso me aterraba más, ya que veía a mis amigas embarazadas contentas y radiantes y yo me sentía de lo peor , no se quizá el miedo me encerró  en un trampolín de negatividad y me paralice en el.

En verdad me sentía mal, enferma muy enferma ya que todo mundo me felicitaba y yo solo simplemente no sentía nada bonito ni emoción, simplemente no sabía como sentirme , El concepto teórico de estar embarazada pues si me enternecía, pero en la vida real no lo sentía igual.

Sin embargo sabes ¿qué?  no cambiaría nada de lo que pase durante mi embarazo, el miedo que sientes de saber lo que te depara el futuro es horrible pensar si serás buena madre, si será niño o niña lo que te espera!! nada de esto cambiaría porque ahora que veo a mi peque todo eso se esfumo y si  hubiera querido disfrutarlo como en los comerciales de tv  pero hoy no importa ya que todo eso me hizo madurar y prepararme para él hoy.

¿Cuéntame a ti cómo fue tu embarazo?

¡Espero que este post te ayude a logar tus objetivos y sobre todo a tener éxito en todo lo que hagas y no olvides darle like a mis redes sociales, comparte este post y suscríbete al neweletter